¿Qué es la Fisioterapia?

La Fisioterapia es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. 

Según la Asociación Española de Fisioterapeutas, la fisioterapia es la ciencia que, mediante el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas, a través de la aplicación tanto manual como instrumental de medios físicos, curan, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas, psicosomáticas y orgánicas. La fisioterapia tiene también un carácter preventivo y puede recomendarse a las personas que desean mantener a un nivel adecuado de salud. Por lo tanto, la fisioterapia podría definirse como el método curativo a través de medios naturales (agua, luz, electricidad), o mecánicos, como el masaje o la gimnasia. 

¿En qué consiste el trabajo de un fisioterapeuta?

Generalmente, se identifica al fisioterapeuta con la persona que se dedica a dar masajes para tratar dolencias musculares y lesiones. Sin embargo, la Fisioterapia es una profesión reconocida y recogida en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias y, como recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), abarca un conjunto de técnicas terapéuticas que van más allá de la masoterapia y del tratamiento muscular.  

La fisioterapia es una profesión multidisciplinar que puede actuar en distintos campos de la medicina como la traumatología, la neurología, la pediatría, la cardiología, la dermatología, la geriatría o la salud mental, lo que hace que en muchas ocasiones forme parte de un equipo junto a otros especialistas dentro de los que goza de una gran independencia y capacidad profesional. 

El primer paso que todo fisioterapeuta realiza cuando acude un paciente a consulta es una completa valoración del mismo y su dolencia. Mediante las técnicas propias de su campo, este profesional emite un diagnóstico de la enfermedad del paciente. Este diagnóstico se emplea para poder determinar el el plan terapéutico más adecuado que proporcionará los mejores y más rápidos resultados y aliviará las molestias del paciente. 

Técnicas de la Fisioterapia

Aunque las técnicas usadas en Fisioterapia son múltiples y variadas, podemos clasificarlas según los medios y herramientas empleados: 

Terapia manual

Una de las principales herramientas de los fisioterapeutas son sus propias manos, por lo que existen una serie de técnicas que pueden englobarse dentro de la terapia manual: 
  • Masoterapia

    Abarca diferentes técnicas o modalidades de masaje, como el masaje terapéutico, el deportivo, el masaje del tejido conjuntivo o el criomasaje (aplicación de frío) y técnicas como el drenaje linfático manual terapéutico o técnicas manuales neuromusculares.

  • Fisioterapia manual ortopédica

    Centrada en el diagnóstico y tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas (lesiones de cadera, hombro, rodilla, dolor de cuello y espalda). 

  • Kinesioterapia

    método curativo que se basa en los movimientos activos o pasivos del cuerpo o de una parte del mismo. Esto se consigue mediante la aplicación Me una fuerza externa que va a producir un movimiento sin que el individuo realice una contracción muscular voluntaria. Está indicada para aquellos procesos en los que esté comprometida la movilidad articular.

  • Métodos manuales de reeducación de la conducta postural

    Se basa en la realización de ejercicios de estiramiento, denominados posturas, que cuidan las articulaciones y eliminan las molestias derivadas de contracturas y bloqueos musculares, deformidades de columna (escoliosis) o secuelas de traumatismos. 

  • Estiramientos analíticos

    Maniobras terapéuticas cuyo objetivo es estirar estructuras del tejido blando acortado para aumentar la amplitud del movimiento. Esta práctica está indicada en contracturas musculares, quemaduras y cicatrices retráctiles o en inmovilización prolongada. 

  • Fisioterapia neurológica

    Conjunto de terapias para tratar afecciones del sistema nervioso con el fin de educar o reeducar el tono postural, sinergias y patrones neuromotores patológicos. Está indicada en lesiones cerebrales (como por ejemplo el Parkinson), lesiones periféricas (parálisis de nervios periféricos), lesiones de médula espinal (espina bífida, esclerosis múltiple, ELA) o síndromes neurológicos infantiles. 

  • Fisioterapia respiratoria

    Consiste en la realización de una serie de procedimientos para la desobstrucción de las vías aéreas, la reeducación respiratoria y de readaptación al esfuerzo con el objetivo de mejorar el funcionamiento de los músculos del aparato respiratorio y el intercambio de gases, así como aumentar la resistencia. La fisioterapia respiratoria está recomendada en casos de enfermedades neuromusculares como distrofias, esclerosis múltiple o ELA, y también después de intervenciones quirúrgicas. 

  • Fisioterapia obstétrica

    Se trata de una serie de ejercicios a potenciar el suelo pélvico 

  • Vendaje funcional y vendaje neuromuscular

    Consiste en la aplicación de tiras adhesivas elásticas o inelásticas cuyo objetivo es limitar los movimientos que afectan a las estructuras dañadas sin limitar otros movimientos.  

Terapia mediante agentes físicos

El otro tipo de herramientas utilizadas por los especialistas en Fisioterapia son las relacionadas con agentes físicos y naturales: 

 

  • Electroterapia y ultrasonoterapia

    Técnicas basadas en la aplicación de corrientes eléctricas o ultrasonidos sobre determinadas partes del cuerpo con el objetivo de potenciar la acción neuromuscular, mejorar el trofismo (desarrollo, nutrición y mantenimiento de los tejidos) y que actúan como antiinflamatorias y analgésicas.

  • Hidroterapia

    Técnicas que utilizan el agua como método terapéutico. La hidroterapia sirve para reducir la inflamación y el dolor, dilatar los vasos sanguíneos y relajar los músculos, además de tener un efecto antiespasmódico. 

  • Termoterapia y crioterapia

    Métodos terapéuticos que utilizan el calor (termoterapia) y el frío (crioterapia) para paliar dolores reumáticos agudos y crónicos y cólicos viscerales.

  • Magnetoterapia y fototerapia

    La magnetoterapia consiste en el desarrollo de un tratamiento a través de campos electromagnéticos que actúa ayudando a eliminar contracturas, es antiespasmódico y antiinflamatorio. La fototerapia es el tratamiento de lesiones mediante la aplicación de luz ultravioleta o de infrarrojos; está indicada en patologías y enfermedades de la piel, como el acné, la psoriasis, las úlceras por decúbito y la ictericia fisiológica del recién nacido.

  • Mecanoterapia y presoterapia

    La mecanoterapia hace referencia a aquellos tratamientos en los que es necesario el uso de aparatos mecánicos, como en pacientes con minusvalías, pacientes con necesidad de prótesis o niños ortetizados. La presoterapia se realiza mediante una máquina que hace un masaje compresivo a través de unas perneras especiales que ayudan a expulsar el exceso de líquido y mejoran la circulación; está indicada en el caso de edemas, varices y síndrome postflebítico. 

Beneficios de la Fisioterapia

Previene enfermedades y molestias

Muchos de los ejercicios utilizados en Fisioterapia están destinados a reeducar conductas posturales y mejorar el organismo con el fin de evitar enfermedades y molestias futuras en personas de riesgo debido a determinados factores, como las deformidades de columna. 

Ayuda a combatir los síntomas de algunas patologías

Las técnicas empleadas actúan contra el dolor y la inflamación en lesiones musculares y articulares. 

Fortalece el organismo

Refuerza las estructuras musculares, óseas y articulares, y facilita la amplitud de movimientos y la flexibilidad, lo que ayuda a prevenir lesiones y a recuperarse antes en caso de sufrir alguna; además, capacita al organismo para tolerar mejor el ejercicio ya que, a través de algunas técnicas como las utilizadas en la Fisioterapia respiratoria, se puede aumentar la resistencia. 

Aumenta el bienestar y la calidad de vida

Es uno de los objetivos principales de la Fisioterapia. Los profesionales de esta disciplina no sólo están capacitados para diagnosticar, prevenir y curar, sino que el fisioterapeuta también puede ayudar a modificar las barreras ambientales en el ámbito laboral y doméstico con el objetivo de facilitar el acceso a todas las actividades sociales posibles.  

 

Ayuda a frenar los efectos de enfermedades degenerativas

La Fisioterapia está indicada, en muchos casos, para amortiguar y frenar el impacto de algunos efectos producidos por enfermedades degenerativas y lesiones cerebrales, como la esclerosis múltiple, la ELA o el Parkinson.

Especialista

Roberto Cedrés Cano

Fisioterapia

Especialista en Fisioterapia Deportiva y Punción Seca, es el responsable del Servicio de Fisioterapia en Dermaten. En su experiencia profesional destaca su paso por centros del Grupo ICOT o TECNOSANA y su vinculación constante al mundo deportivo como fisioterapeuta de la selección británica de Halterofilia, lanzadores de peso de élite, clubes de lucha Canaria, etc.