¿Qué es la cirugía vascular?

La cirugía vascular es la especialidad quirúrgica directamente relacionada con la Angiología, que se ocupa del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de la patología vascular, es decir, las enfermedades del sistema arterial, venoso y linfático. No incluye, sin embargo, el corazón y las arterias intracraneales. 

Enfermedades vasculares más frecuentes

El cirujano vascular se ocupará del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades relacionadas con la Angiología, como pueden ser: 

  • Las varices: En España, entre un 20 y un 30 % de la población tiene venas varicosas. Y en el reparto las mujeres se llevan la peor parte: un 60 % de mujeres frente a un 40 % de hombres, según datos de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular. Las varices son venas que se dilatan como consecuencia de que sus válvulas no cierran correctamente, permitiendo la sangre se acumule en su interior. El problema es que pueden dificultar el retorno de la sangre al corazón y generar lo que se denomina una insuficiencia venosa.
  • Flebitis: también denominada trombosis venosa, se caracteriza por la formación de coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas. Esos trombos pueden desplazarse posteriormente hacia los pulmones causando una trombosis pulmonar.
  • Arterioesclerosis: se produce con el estrechamiento interior de las arterias por causa de las placas de grasa que se forman en sus paredes. También es un factor importante el endurecimiento de las de sus paredes, entre otros factores, por el envejecimiento o el tabaquismo.
  • Trombosis: es la denominación genérica de situaciones en las que se forman trombos que obstruyen los vasos principales, especialmente del corazón, los pulmones o el cerebro.
  • Linfedema. Es un edema que se suele producir en piernas y brazos cuando se obstruyen los conductos linfáticos. La extirpación de ganglios por procesos oncológicos, por ejemplo, es un factor de riesgo importante de sufrir este tipo de patología.
  • Úlceras en las piernas: se producen a raíz de que no hay un retorno venoso correcto en las piernas, por lo que la sangre se acumula y se filtra hacia la piel. Y otros tejidos, produciendo un leve picor, descamación y otros síntomas cutáneos que pueden ser un signo de que existe una insuficiencia venosa.
  • Aneurisma: es una dilatación anormal de las paredes de una vena o una arteria. Con el tiempo puede llegar a romperse el vaso sanguíneo afectado y causar una importante hemorragia interna.
  • Traumatismo vascular: se pueden producir en las venas, las arterias o los vasos linfáticos y suelen aparecer habitualmente en las extremidades, como consecuencia de un traumatismo osteoarticular o lesiones neurológicas.

Pruebas diagnósticas

Las pruebas diagnósticas utilizadas para diagnosticar las patologías vasculares permiten obtener imágenes del sistema vascular y detectar posibles anomalías. Entre ellas, podemos mencionar las siguientes

  • Ecografía doppler

    Permite al especialista visualizar el interior de los vasos sanguíneos y analizar el estado de sus paredes además de medir el flujo sanguíneo que fluye por ellos

  • Arteriografías

    Prueba que se realiza para visualizar los vasos sanguíneos de una determinada zona del organismo. Primero se inyecta un líquido de contraste y luego se utilizan los rayos X para obtener una imagen de los mismos.

  • Angiografía

    Se realiza mediante cateterismo introduciendo un catéter por una incisión realizada en la ingle, la pierna o la axila hasta alcanzar los vasos sanguíneos que se desea estudiar.

  • Angiotomografía

    Técnica similar a la angiografía, con la diferencia de que en vez de usar un aparato de rayos X, aquí se utiliza el TAC.

  • Flebografía

    Prueba para estudiar la circulación venosa especialmente en brazos y piernas. Las imágenes se obtienen por rayos X, pero es necesario el uso de un líquido de contraste.

  • Resonancia magnética

    En este caso, el estudio de los vasos sanguíneos se realiza mediante campos magnéticos y también se realiza con contraste.

  • Linfografía

    Estudio radiológico de los vasos y ganglios linfáticos.

     

Tratamientos

La cirugía vascular tiene diferentes tratamientos (la mayoría de ellos quirúrgicos), que varían en función de cuál sea la patología. Por lo general, podemos destacar los siguientes: 

Inyección de microespuma

Se trata de una nueva técnica para eliminar varices, inyectando en las venas varicosas una espuma que las bloquea.

Radiofrecuencia

Técnica utilizada para eliminar las varices realizando un cateterismo para luego aplicar calor mediante radiofrecuencia a las paredes de la vena lesionada con el fin de cerrarla. Es una cirugía ambulatoria. 

Láser

Técnica similar a la anterior, pero utilizando una luz láser.

Reparación de aneurismas

Se elimina el vaso sanguíneo anómalo y se sustituye por un tubo de material sintético biocompatible (endoprótesis). 

 

Flebectomía

Consiste en la extracción de las venas varicosas a través de una pequeña incisión. Es una cirugía ambulatoria y mínimamente invasiva. 

Stent

Se introduce mediante cateterismo un dispositivo en la arteria estrechada que se expande una vez colocada, de modo que aumenta la luz del mismo y permite el flujo normal de la sangre.

Bypass

Se trata de una cirugía abierta en la que se recanaliza el flujo sanguíneo haciendo un “puente” que evita su paso por la zona lesionada. 

 

Especialista

Dra. Zena Ibrahim Achi

consultant

La Dra. Zena Ibrahim Achi es la responsable del Servicio de Cirugía Vascular de Dermaten. La Dra. Ibrahim es licenciada en Medicina por la Universidad de La Laguna en Tenerife. Su experiencia profesional se ha desarrollado como médico adjunto en diferentes hospitales y clínicas nacionales e internacionales.

Aseguradoras