¿Qué es la Traumatología?

La Traumatología es la rama de la medicina que se dedica al estudio de las lesiones del aparato locomotor. Su ámbito se extiende más allá del campo de las lesiones traumáticas; abarca el estudio de las enfermedades congénitas o adquiridas que afectan al aparato locomotor, especialmente de aquellas que precisan tratamiento con cirugía, prótesis u ortesis 

¿Qué hace un traumatólogo?

El traumatólogo es el médico especialista que se encarga de la corrección de cualquier trauma o deformación que ocurra en el cuerpo humano por accidentes o malformaciones congénitas, en general, aplicando tratamientos que terminan con buenos resultados siempre y cuando se siga dicho tratamiento al pie de la letra. 

Cuando se trata de lesiones graves, el traumatólogo acude a un tratamiento de largo plazo. Si este no da buenos resultados, se inclina hacia una intervención quirúrgica para corregir el problema de raíz; ya sea una fractura o cuando se trata de ruptura de ligamentos de cualquier tipo. En general, la intervención quirúrgica puede solucionar el problema pero se necesitara de un terapia para poder utilizar la extremidad al 100% nuevamente. 

 

Patologías traumatológicas más frecuentes

Entre las lesiones más frecuentes que se atienden en la consulta de Traumatología destacan los dolores en las rodillas, los hombres y los pies. 

También son habituales las fracturas y lesiones en los huesos, las lesiones articulares y ligamentos (esguinces, artritis…) 

El traumatólogo también atiende a pacientes con rotura de fibras, contusiones o dolores musculares. 

Tratamientos

  • Tratamiento integral de la Lumbalgia

    La lumbalgia es la causa más frecuente de consulta médica a nivel mundial. Afecta a todos los grupos poblacionales, pero sobre todo a partir de los 40 años las consultas por este motivo son más frecuentes asociado la mayor parte de las veces a patología artrósica por desgaste articular y discal intervertebral.   

    Las causas pueden ser múltiples incluyendo factores anatómicos predisponentes como escoliosis o espondilodistesis, aunque los desencadenantes suelen asociarse a posturas forzadas, levantamiento de pesos de forma incorrecta, sobrepeso, que van debilitando los discos intervertebrales y ocasionando la rotura de estos o la aparición de artrosis entre las articulaciones intervertebrales.  

  • Tratamiento de la hernia discal

    En la hernia de disco, parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta lesión. La hernia discal no produce solamente un efecto compresivo sobre la raíz nerviosa, sino que además produce sustancias neurotóxicas que irritan dicha raíz; además de los edemas inflamatorios y vasculares que se forman en los agujeros de conjunción. 

    Las primeras medidas para tratar una hernia discal son conservadoras, con reposo, analgésico, antiinflamatorio, fisioterapia, etc. Cuando no mejoran los síntomas y se confirma el diagnóstico de hernia de disco mediante RX, Resonancia Magnética Nuclear, o TAC, es cuando se plantea el tratamiento quirúrgico.  

    El enfoque del tratamiento debe ser multimodal, actuando no sólo sobre las causas desencadenantes del dolor sino sobre los factores predisponentes, claves en la prevención de recaídas. Clásicamente se opta por aintiinflamatorios y opiáceos o derivados de estos para controlar el dolor, pero su acción es irregular (por niveles sanguíneos) y efectos secundarios. En DERMATEN disponemos de técnicas como la ozonoterapia que ha demostrado ser muy superior a la medicación oral por su acción local y sin efectos secundarios.  

  • La ozonoterapia

    Es conjunto de técnicas que utilizan el ozono como agente terapéutico en un gran número de patologías. Es una terapia netamente natural, con pocas contraindicaciones y efectos secundarios mínimos, siempre que se realice correctamente. La historia de la ozonoterapia comienza en Alemania. El precursor del uso del ozono, fue Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos. Los primeros usos se remontan a la primera guerra mundial, dónde fue utilizado como antiséptico local para tratar heridas de guerra. Posteriormente se extendió por todo el mundo, aumentando las indicaciones.  

    Las aplicaciones de la ozonoterapia vienen determinadas por sus efectos fisiológicos, bien conocidos. Esto determina el amplio número de patologías en las que resulta de utilidad, sola o, habitualmente, como tratamiento.  

    En traumatología tiene un amplio uso: 

    • Artrosis (cadera, rodilla, columna, …) 
    • Artritis Reumatoide y otras artritis autoinmunes 
    • Entesitis, bursitis y tendinitis 
    • Fibromialgia reumática 
    • Hernia discal y conflictos discorradículares Estenosis de canal 
    • Síndrome del túnel carpiano y otras neuropatías periféricas 
    • Tratamiento local de procesos sépticos (osteomielitis) 

    Mecanismos de acción de la ozonoterapia: 

    • Reducción del volumen discal: el Ozono tiene un efecto directo sobre los proteoglicanos del núcleo pulposo produciendo una liberación de moléculas de agua y posterior degeneración de la matriz, en la que es reemplazada por tejido fibroso en el termino de 5 semanas, produciendo una reducción del volumen discal. 
    • Analgésico-Antiflamatorio: actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas incrementando la liberación de receptores solubles que neutralizan la citokininas, leukinas, etc. 
    • En la micro circulación: a nivel de los glóbulos rojos estimula la sección del Oxígeno a los tejidos aumentando su elasticidad y mejorando la micro circulación, afectada por la compresión discal.

Especialista

Dr. Ricardo Visiedo Robles

Traumatólogo

Responsable del Servicio de Traumatología de Dermaten. Licenciado en Medicina por la Facultad de La Laguna (en Tenerife). Realiza la residencia de cirugía ortopédica y traumatología en hospitales nacionales e internacionales. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatológica (SECOT) y miembro de la Sociedad Española de Cirugía de Pie y Tobillo (SECPT). Cuenta con experiencia de 2 años en ozonoterapia, perteneciendo a la Sociedad Española de Ozonoterapia (SEOT)